top

Milhojas de verduras a la parmesana

INGREDIENTES

– 400 gr. de tomate trozos en lata
– 100 gr. queso de fundir
– 1 manojo de albahaca fresca
– 100 gr. de queso viejo
– 1 berenjena pequeña
– 1 calabacín pequeño
– 2 dientes de ajo
– AOVE
– Pimienta negra
– Sal
Left Parallax Background Element

Elaboración

Lo primero que haremos será la salsa de tomate, para ello, echamos en una cazuela los dientes de ajo laminados con un buen chorro de aceite de oliva.

En cuanto los ajos empiecen a coger color, agregamos la albahaca troceada (reservando unas hojas para la decoración final), el tomate y una cucharada de vinagre balsámico. Dejamos a fuego lento unos 10 minutos.

Mientras preparamos las verduras, para ello las pelamos y cortamos del tamaño que más nos guste: redonda, alargada, etc. Las pasamos por la plancha para que tengan mejor sabor y se deshidraten un poco.

Por otro lado rallamos el queso viejo y loncheamos el de fundir. Una vez que tenemos todos los ingredientes preparados, procedemos a montar nuestra milhojas, para ello colocamos en la fuente de horno las capas, una de tomate, berenjena, queso de fundir, calabacín, tomate y queso viejo. Así sucesivamente hasta completar 2 ó 3 tandas.

Acabamos coronando con queso viejo rallado y metemos al grill (unos 250º C) unos 5 minutos, hasta que veamos que se ha gratinado el queso y queda todo crujiente.

Sacamos del horno, dejamos reposar unos minutos y a disfrutarlo, con una buena copa de vino.

Nuestro programa en youtube

EL
CALABACIN

El calabacín es una hortaliza suave de la que se come su fruto y sus flores, es muy saludable y ofrece muchas posibilidades en la cocina. Junto a su delicado sabor ofrece nutrientes en gran cantidad.

En cuanto a su origen, existen referencias de su cultivo en América Central desde hace siete milenios, lo que no hace indicar que el origen de la planta debe de ser americano. Recientes teorías apuntan a que es un fruto procedente de cruce genético realizado en Italia, donde curiosamente se usa muchísimo y tiene un gran valor entre los amantes de la cocina.

Propiedades y beneficios

Como contiene bastante agua y fibra, llena el estómago y no falta en las dietas de adelgazamiento, siempre y cuando no se consuma frito. Aporta pocas calorías, mucha fibra y cantidades notables de nutrientes esenciales: ácido fólico, potasio, hierro, manganeso, vitamina A y vitamina C.

Su suavidad, sabor, textura y calidad nutritiva hacen del calabacín la primera hortaliza en la vida de muchos niños, normalmente en forma de crema, puré o pastel, y Se recomienda comerlo con piel, pues es ahí donde se encuentran la mayoría de nutrientes. Da tantas posibilidades en cocina, que puede ser salteado, cocido, frito, asado… y se puede cortar en juliana, tacos, triturado… e incluso se puede usar en repostería, como yo mismo he realizado alguna que otra vez como parte de un brownie de chocolate, sustituyendo a la mantequilla. Todo un descubrimiento y de sabor increíble.