Cuántas horas tiene que estar en remojo las alubias

Si eres fan de los platos de cuchara, seguro que en más de una ocasión has preparado alubias en casa. Pero, ¿sabes cuántas horas tienen que estar en remojo para que queden perfectas? Si la respuesta es "no tengo ni idea", ¡no te preocupes! En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber para que tus alubias queden en su punto. ¡Coge papel y lápiz (o mejor aún, abre la app de notas de tu móvil) y toma nota!

Índice

Remojo de alubias: Tiempo recomendado

Si eres un amante de las legumbres, es probable que te hayas preguntado alguna vez cuántas horas tienen que estar las alubias en remojo antes de cocinarlas. ¡Pues estás en el lugar correcto para descubrirlo!

Antes de empezar, es importante destacar que el remojo de las alubias es fundamental para ablandarlas y reducir el tiempo de cocción. Además, ayuda a que sean más digestivas y a que no produzcan gases en nuestro organismo.

El tiempo de remojo dependerá del tipo de alubia que vayas a cocinar. A continuación, te mostramos una guía orientativa:

Alubias blancas: deben estar en remojo durante 8 horas como mínimo. Si no dispones de tanto tiempo, puedes optar por el remojo rápido. Para ello, pon las alubias en una olla con agua fría y llévalas a ebullición. Deja que hiervan durante 2 minutos y retira del fuego. Tapa la olla y deja reposar durante 1 hora.

Alubias rojas: necesitan un remojo de entre 4 y 6 horas.

Alubias negras: el tiempo de remojo ideal es de entre 8 y 12 horas.

Alubias pintas: deben estar en remojo durante al menos 8 horas.

Recuerda que, independientemente del tipo de alubia, siempre debes desechar el agua de remojo y cocinarlas con agua limpia.

Ahora que sabes cuántas horas tienen que estar en remojo las alubias, ¡no tienes excusa para no disfrutar de una buena fabada asturiana o un cocido madrileño!

Remojo de alubias blancas: ¿Cuánto tiempo es suficiente?

Si eres un amante de las alubias blancas, sabes que el remojo es una parte importante del proceso de preparación. Remojar las alubias antes de cocinarlas ayuda a ablandarlas y reducir el tiempo de cocción. Pero, ¿cuánto tiempo es suficiente para remojar las alubias? Aquí te lo contamos.

¿Por qué es importante remojar las alubias?

Las alubias blancas contienen una sustancia llamada fitato, que puede dificultar la absorción de ciertos nutrientes en nuestro cuerpo. El remojo de las alubias puede reducir el contenido de fitato en las alubias, lo que hace que sean más saludables y fáciles de digerir. Además, remojar las alubias puede ayudar a ablandarlas y reducir el tiempo de cocción.

¿Cuánto tiempo es suficiente?

La duración de remojo de las alubias puede variar, según el tipo de alubia y su frescura. En general, se recomienda remojar las alubias blancas durante al menos 8 horas o toda la noche. Si no tienes suficiente tiempo, puedes remojarlas durante al menos 4 horas, aunque el resultado no será el mismo.

Recuerda que, cuanto más tiempo remojes las alubias, menos tiempo de cocción necesitarán. Además, si tienes dudas sobre si las alubias están listas para cocinar, puedes probar a morder una. Si está suave y se deshace fácilmente, entonces están listas.

Consejos para remojar las alubias

  • Lava las alubias antes de remojarlas para eliminar cualquier suciedad o impurezas.
  • Cubre las alubias con agua suficiente para que queden completamente sumergidas.
  • Agrega una pizca de sal al agua de remojo para mejorar el sabor.
  • No uses agua caliente para remojar las alubias, ya que esto puede provocar que se rompan.
  • Una vez que las alubias hayan remojado, tira el agua y enjuágalas antes de cocinarlas.

Si quieres que tus alubias queden perfectas, asegúrate de remojarlas durante al menos 8 horas o toda la noche.

Pues la verdad, no hay una respuesta única a esa pregunta. Depende del tipo de alubia y de su calidad. En general, lo normal es dejarlas en remojo durante 12 horas, aunque algunas variedades necesitan más tiempo. Lo importante es que, después de ese tiempo, las alubias estén hidratadas y hayan aumentado su tamaño. Si las cocinas sin remojar, tardarán mucho más en cocerse y puede que no queden tiernas. Así que, si quieres evitar eso, ¡a remojar se ha dicho! Y con esto termino,

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir