Cómo freír pollo sin que quede crudo por dentro

Si eres un amante del pollo frito, seguro que te ha pasado alguna vez que al cortarlo descubres que está crudo por dentro. ¡Qué decepción! Pero no te preocupes, hoy te traigo la solución a ese problema tan común. Con unos sencillos trucos podrás conseguir un pollo crujiente por fuera y jugoso por dentro. Y lo mejor de todo, ¡sin quedarte con hambre! Así que, si quieres aprender a cocinar el pollo frito perfecto, sigue leyendo. ¡Te lo explico todo a continuación! ¡Que no te tiemble el pulso al freír!

Índice

Trucos para saber si el pollo frito está bien cocido

Si eres un amante del pollo frito, sabrás que hay pocas cosas peores que encontrarte con una pieza cruda por dentro. Para evitar esta situación incómoda, te dejamos algunos trucos para saber si el pollo frito está bien cocido:

  • Utiliza un termómetro de cocina: Este es el método más preciso para saber si el pollo está cocido por dentro. La temperatura interna debe alcanzar los 75 grados Celsius.
  • Observa el color de la carne: El pollo cocido por dentro debe tener un color blanco uniforme, sin partes rosadas o rojas. Si ves algún rastro de sangre o color rojizo, el pollo no está lo suficientemente cocido.
  • Pincha la carne: si el pollo está cocido, los jugos que salgan deben ser claros, no rosados o rojos. Si ves que los jugos son rosados o rojos, el pollo necesita más tiempo de cocción.
  • Prueba la textura: si el pollo está cocido, la carne debe ser suave y fácil de masticar. Si notas que la carne está dura o gomosa, es posible que necesite más tiempo de cocción.

Recuerda que es importante cocinar el pollo a la temperatura adecuada para evitar enfermedades transmitidas por alimentos. Con estos trucos, podrás freír el pollo perfecto en casa y disfrutarlo con tranquilidad.

Tiempo de fritura ideal para el pollo

Si quieres freír pollo y que quede crujiente por fuera y bien cocido por dentro, el tiempo de fritura es esencial. Como cocinera experimentada, puedo decirte que el tiempo de fritura ideal para el pollo depende del tamaño de las piezas y de la temperatura del aceite.

Temperatura del aceite

Para que el pollo quede bien cocido, es importante que la temperatura del aceite esté entre los 160°C y 180°C. Si el aceite está demasiado caliente, el pollo se quemará por fuera y quedará crudo por dentro. Si el aceite está demasiado frío, el pollo absorberá mucho aceite y quedará grasiento.

Tamaño de las piezas de pollo

El tiempo de fritura también depende del tamaño de las piezas de pollo. Si son piezas pequeñas, como alitas o nuggets, el tiempo de fritura es de 8 a 10 minutos. Si son piezas grandes, como muslos o pechugas enteras, el tiempo de fritura puede ser de 12 a 15 minutos.

Comprueba la temperatura interna

Para asegurarte de que el pollo está bien cocido por dentro, es importante comprobar la temperatura interna con un termómetro de cocina. La temperatura interna del pollo debe ser de al menos 75°C.

Consejos adicionales

  • No pongas demasiadas piezas de pollo a la vez en la sartén o freidora, ya que esto bajará la temperatura del aceite y el pollo no quedará crujiente.
  • Escurre bien el exceso de aceite del pollo después de freírlo para evitar que quede grasiento.

Siguiendo estos consejos, podrás freír pollo como un auténtico profesional y disfrutar de un plato delicioso y bien cocido. ¡Buen provecho!

Espero que esta información te haya sido útil para que puedas freír pollo sin problemas. Recuerda que la temperatura del aceite es clave para que quede bien cocido por dentro. También es importante que uses harina y pan rallado para que quede crujiente por fuera. ¡Ahora ya sabes cómo hacerlo! ¡A freír se ha dicho!

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir