top

Mousse de mascarpone con mermelada de paraguayo y uvas negras

INGREDIENTES

– 250 gr. de queso mascarpone
– 4 cucharadas de azúcar moreno
– 1 cucharada de pistachos pelados
– 200 gr de nata para montar
– 4 paraguayos maduros
– 2 cucharadas de miel
– 1 manzana golden
– 8 uvas negras
Left Parallax Background Element

Elaboración

Hacemos la mermelada añadiendo a una cazuela los paraguayos cortados a taquitos junto con el azúcar moreno. Dejar hacer a fuego medio hasta que empiece a espesar. Reservar en frío en otro recipiente hasta montar la receta.

Mientras se hace la mermelada, rallamos fino la manzana pelada y la mezclamos junto con el mascarpone hasta conseguir una masa cremosa. Por otro lado, montamos la nata, que debe estar bien fría, junto con un poco de azúcar. Una vez montada, las mezclamos con la crema de queso y manzanas que elaboramos antes (usamos una cuchara de madera y con movimientos envolventes, para que no pierda aire y quede esponjosa).

Para montar el plato, colocamos una base de mermelada de paraguayos en una copa de cristal transparente. Sobre la mermelada colocamos la mousse de queso. Adornamos con unas uvas partidas por la mitad, los pistachos (triturados en mortero previamente) y unos hilitos de miel. Servimos bien frío.

Nuestro programa en youtube

Paraguayos

El paraguayo es una fruta semejante al melocotón, de forma aplastada y con una pulpa jugosa y firme cuando están en su punto de maduración. Es el resultado de la mutación del melocotón y exige zonas de cultivo cálidas y poco húmedas, por eso desde hace tiempo se viene plantando por nuestra zona de forma constante, al igual que ocurre con el melocotón o las nectarinas.
Aunque comparten similitudes nutricionales con sus “hermanos” contiene un mayor aporte de agua y es rico en caroteno, muy bueno para la piel, y de fibra, que ayuda al tránsito intestinal. Así que A COMER PARAGUAYOS.

COMO SELECCIONARLOS

Para seleccionarlos, mejor tomar referencia de los melocotones, es decir, piel aterciopelada, firme en la piel y buen aspecto visual. Mejor siempre conservarlos fuera del frigorífico, para que no pierda su aroma ni su textura. Importante no congelarlos, ya que no soportan bien el frio.

Preparación

En cuanto a su uso en cocina, generalmente se consumen frescos, pelándolos y troceando, salvando el hueso central. Sin embargo, gracias a su carne jugosa y consistente, permite usarse en otras elaboraciones en postres, tartas, helados, bizcochos, y en compotas y mermeladas, que es el uso que le vamos a dar en nuestra receta de hoy.

Curiosidades

Lo curioso es que no tiene nada que ver con Paraguay ni su gentilicio, de hecho es casi desconocida en Latinoamérica. Además puede llamarse tanto paraguayo como paraguaya. Sea como fuere y llamemos como lo llamemos, es una fruta muy recomendable, de nuestra zona y con un sabor increíblemente bueno y apetitoso.

CATEGORÍA