¿Diferencia entre masa de empanadas para freír y horno?

Si eres un amante de las empanadas, seguramente te has preguntado ¿cuál es la diferencia entre la masa de empanadas para freír y la de horno? ¡No te preocupes más! En este artículo te explicaremos todo lo que necesitas saber sobre estas dos opciones para que puedas elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y gustos. Así que prepárate para conocer los secretos de la masa perfecta de empanadas.

Índice

Empanadas: ¿Fritas o al horno? Descubre la opción más saludable

Si eres fanático de las empanadas, sabrás que existen dos formas de cocinarlas: fritas o al horno. Pero ¿cuál es la opción más saludable? Aquí te lo contamos.

Las empanadas fritas son deliciosas y crujientes, pero suelen ser más calóricas debido al aceite que se utiliza para cocinarlas. Además, el aceite a alta temperatura puede ser perjudicial para la salud si se consume en exceso. Aun así, si las empanadas se fríen correctamente, absorben menos aceite y resultan más saludables.

Por otro lado, las empanadas al horno tienen la ventaja de ser más saludables, ya que no se utilizan grasas adicionales para cocinarlas. Además, la cocción al horno permite que la masa se cocine lentamente, lo que hace que quede más suave y esponjosa. Sin embargo, a veces pueden quedar un poco secas si no se les agrega algún relleno jugoso.

En cuanto a la masa, la diferencia entre la masa de empanadas para freír y horno no es tan grande. La masa para empanadas al horno suele llevar menos grasa y se amasa menos para que quede más suave, mientras que la masa para empanadas fritas lleva más grasa y se amasa más para que quede más crocante.

Si buscas cuidar tu alimentación, las empanadas al horno son la mejor opción. Si te gusta el sabor de las empanadas fritas, puedes optar por hacerlas en casa utilizando técnicas de cocción saludables. Así podrás disfrutar de esta deliciosa comida sin remordimientos.

¿Cuánto tiempo duran las masas de empanadas?

¡Hola! Si eres fan de las empanadas, seguro que te has preguntado alguna vez cuánto tiempo duran las masas. Pues bien, la respuesta es que depende del tipo de masa y de cómo la almacenes.

Masa de empanadas para freír

La masa de empanadas para freír suele ser más consistente y lleva menos grasa que la masa para horno. Si la has comprado ya hecha, en el paquete deberías encontrar la fecha de caducidad. Una vez abierta, la masa de empanadas para freír puede durar hasta 3 días en el frigorífico, siempre y cuando la mantengas bien tapada con papel film o en un recipiente hermético. Si no la vas a utilizar en ese plazo, es mejor que la congeles. De esta manera, te durará hasta 3 meses. Eso sí, cuando decidas descongelarla, no la hagas a temperatura ambiente. Lo mejor es que la dejes en la nevera la noche anterior.

Masa de empanadas para horno

La masa de empanadas para horno suele llevar más grasa y es más suave que la masa para freír. Si la compras ya hecha, deberías mirar la fecha de caducidad del paquete. Una vez abierta, la masa de empanadas para horno puede durar entre 2 y 3 días en la nevera, siempre y cuando la mantengas bien tapada con papel film o en un recipiente hermético. Si no la vas a utilizar en ese plazo, también puedes congelarla. En este caso, te durará hasta 2 meses. Al igual que con la masa de empanadas para freír, lo mejor es que la descongeles en la nevera la noche anterior a utilizarla.

Masa casera

Si eres de los que les gusta hacer la masa de las empanadas en casa, debes saber que aguanta bastante tiempo en el congelador. Puedes hacer una buena cantidad y congelarla en porciones. De esta manera, te durará hasta 6 meses. Lo único que tienes que hacer es descongelarla en la nevera la noche anterior a utilizarla.

De esta manera, podrás tener masa fresca siempre que quieras. ¡Buen provecho!

Vale, chavales, después de este rollo sobre las masas, espero que os haya quedado claro el tema. Si os animáis a darle caña a la cocina, ya sabéis la diferencia clave: La masa para freír es más crispy y suele llevar algún chispeante como el alcohol, mientras que la masa para horno es más flaky y lleva un toque de grasa para que no se reseque. Ahora, a meterle mano a la cocina y a fliparlo con vuestras propias empanadas. ¡Chao, pescao!

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad