Con qué se acompaña el chorizo a la pomarola

¿Qué hay mejor que un buen plato de pasta con una salsa de tomate casera? ¡Acompañarlo con un delicioso chorizo a la pomarola! Pero, ¿sabes qué ingredientes son los más adecuados para acompañar este plato? En este artículo te vamos a contar todos los secretos para que puedas disfrutar de una experiencia gastronómica única. Además, te daremos algunos consejos para que puedas preparar la pomarola perfecta y sorprender a tus invitados. ¡No te lo pierdas!

Índice

Salsa Pomarola: ¿Qué es y cómo prepararla?

Si hay algo que acompaña perfectamente al chorizo, es la salsa Pomarola. Esta salsa es una receta tradicional de Italia, aunque su popularidad se ha extendido a otros países, como España.

La salsa Pomarola es una salsa de tomate con hierbas y especias, y su preparación es muy sencilla. Aquí te dejamos la receta:

  1. Pela y pica finamente una cebolla y dos dientes de ajo.
  2. Calienta aceite de oliva en una sartén y añade la cebolla y el ajo.
  3. Deja que se cocinen a fuego medio hasta que estén dorados.
  4. Añade una lata de tomate triturado y remueve.
  5. Añade una pizca de sal, una pizca de azúcar, una hoja de laurel y una cucharadita de orégano.
  6. Deja que la salsa se cocine a fuego lento durante unos 20 minutos.
  7. Prueba la salsa y ajusta la sal y el azúcar si es necesario.
  8. Retira la hoja de laurel antes de servir.

¡Y ya tienes lista tu salsa Pomarola para acompañar el chorizo!

Esta salsa también es perfecta para acompañar otros platos como pasta, arroz o incluso para mojar pan. ¡Es una delicia!

Además, puedes personalizar la receta añadiendo otras especias o ingredientes como pimiento, zanahoria o albahaca.

¡Anímate a probarla!

Calorías del chorizo a la pomarola: ¿un plato saludable?

Si eres fan del chorizo a la pomarola, es probable que te preocupe saber cuántas calorías tiene este plato. Y es que, aunque sabemos que no es la opción más saludable, a veces es difícil resistirse a su sabor.

Para empezar, es importante tener en cuenta que el chorizo es un embutido que, por lo general, tiene un alto contenido en grasas y calorías. Además, cuando lo cocinamos en la pomarola, le añadimos tomate frito, que suele contener azúcares añadidos y otros ingredientes poco saludables.

Según datos de la Fundación Española del Corazón, el chorizo tiene unas 345 calorías por cada 100 gramos, de las cuales más del 70% provienen de grasas. Por su parte, una ración de tomate frito (100 gramos) puede aportar alrededor de 100 calorías.

Por lo tanto, si comemos una ración de chorizo a la pomarola (unos 150 gramos), estaríamos consumiendo alrededor de 600 calorías, lo que equivale a más de un tercio de las calorías diarias recomendadas para una persona adulta sedentaria.

Además, el consumo regular de alimentos ricos en grasas saturadas (como el chorizo) puede aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes y otros problemas de salud. Por eso, es importante limitar su consumo y optar por opciones más saludables en nuestro día a día.

Si quieres disfrutar de su sabor de vez en cuando, te recomendamos que lo hagas de forma moderada y acompañado de alimentos más saludables, como una ensalada o verduras a la parrilla.

¡Qué bien queda el chorizo a la pomarola! Acompañado de un buen pan, ¡es una delicia! Si eres de los que te gusta mojar, ¡prepárate para disfrutar como un enano! Y si además te animas a darle un toque picante con unas guindillas, ¡vas a flipar! Así que ya sabes, no dudes en probar esta combinación tan sabrosa. ¡Buen provecho!

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir