Cómo se hacen las rabas para que salgan tiernas

Si eres un amante del marisco y adoras las rabas, seguramente te habrás preguntado en más de una ocasión cómo se pueden preparar para que salgan tiernas y deliciosas. Pues estás de suerte, porque hoy te voy a contar todos los secretos para hacer unas rabas espectaculares. Y no te preocupes, no necesitas ser un chef experimentado para preparar este plato típico de la gastronomía española. Con un poco de práctica y siguiendo estos sencillos consejos, conseguirás unas rabas que harán las delicias de cualquier paladar. Así que, ¡prepara tus utensilios y vamos a por ello!

Índice

Rabas vs Calamar: ¿Cuál es la diferencia?

Si eres un amante del marisco, seguro que has oído hablar de las rabas y los calamares. Ambos son deliciosos platos típicos de la gastronomía española, pero ¿sabes cuál es la diferencia entre ellos?

Los calamares

Los calamares son cefalópodos y se caracterizan por tener un cuerpo alargado y una cabeza con ojos prominentes y tentáculos. Se pueden pescar en diferentes tamaños y se utilizan para elaborar una gran variedad de platos como a la romana, a la plancha, en su tinta, rellenos y muchas más recetas.

Las rabas

Las rabas, por otro lado, son un plato típico de la cocina vasca y se elaboran con los tentáculos y el cuerpo del calamar. Se cortan en forma rectangular y se rebozan con harina y huevo para después freírlos en aceite caliente. El resultado son unas rabas crujientes y deliciosas que se suelen acompañar con una salsa alioli o mayonesa.

Diferencias entre calamares y rabas

La principal diferencia entre los calamares y las rabas es el corte que se les da. Mientras que los calamares se pueden cocinar en diferentes formas y tamaños, las rabas siempre se cortan en forma rectangular y se rebozan para freírlas.

Otra diferencia importante es que las rabas suelen ser más tiernas que los calamares. Esto se debe a que se cortan en forma rectangular y se eliminan las partes más duras del calamar. Además, al rebozarlas se crea una capa crujiente que las hace más jugosas y tiernas.

Pero si lo que buscas es una textura más tierna y sabrosa, las rabas son tu mejor opción.

Consejos para identificar rabas frescas

Si quieres preparar unas deliciosas rabas, es importante que sepas cómo identificar las que están frescas y en buen estado. A continuación, te damos algunos consejos:

  • Observa el color: Las rabas frescas tienen un color blanco nacarado, mientras que las que ya no están en buen estado pueden tener un tono amarillento o marrón.
  • Revisa el olor: Las rabas frescas deben tener un olor suave a mar y a limpio. Si detectas un olor desagradable o muy fuerte, es probable que no estén frescas.
  • Toca la textura: Las rabas frescas deben tener una textura firme y elástica. Si al tocarlas notas que están blandas o pegajosas, es mejor no utilizarlas.
  • Verifica la fecha de caducidad: Si compras las rabas envasadas, asegúrate de revisar su fecha de caducidad para evitar utilizarlas cuando ya hayan pasado su tiempo límite.

Recuerda que es importante comprar las rabas en establecimientos que ofrezcan productos frescos y de calidad. De esta forma, podrás disfrutar de unas rabas tiernas y deliciosas. ¡Buen provecho!

Ahora ya sabes cómo hacer unas rabas tiernas y deliciosas. Solo necesitas seguir los pasos que te hemos dado y utilizar ingredientes de calidad. Ya verás cómo sorprendes a todos en casa con esta receta. ¡A disfrutar!

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir