Cómo se cocina el calamar para que no quede duro

¿Te has preguntado alguna vez por qué el calamar se queda duro después de cocinarlo? ¡Yo sí! Y después de muchos experimentos en la cocina, he descubierto algunos trucos para que quede perfecto. Si eres un amante del marisco y quieres saber cómo cocinar el calamar para que quede tierno y jugoso, sigue leyendo. En este artículo te mostraré los pasos a seguir para conseguir el calamar perfecto y sorprender a tus invitados en la próxima cena. ¡Manos a la obra! No te pierdas estos consejos infalibles para cocinar el calamar como un auténtico chef.

Índice

Tiempo perfecto para cocinar calamares

Si quieres cocinar calamares y que queden perfectos, es importante que conozcas el tiempo de cocción adecuado. El calamar es un alimento muy delicado y puede quedar duro si se cuece demasiado tiempo.

Lo ideal es cocinar los calamares durante unos 2 o 3 minutos a fuego alto. Si los cocinas más tiempo, se pondrán duros y perderán su textura suave y tierna.

Es importante que también prestes atención al tamaño de los calamares. Si son pequeños, con 2 o 3 minutos de cocción será suficiente. Pero si son calamares grandes, necesitarán un poco más de tiempo. En este caso, puedes cocinarlos durante unos 4 o 5 minutos.

Otro truco para que los calamares queden perfectos es cocinarlos en agua con sal. De esta forma, se mantendrán más tiernos y conservarán su sabor original.

Si quieres cocinar los calamares a la plancha, es importante que uses una sartén bien caliente y que los cocines durante unos 2 minutos por cada lado. Así quedarán dorados por fuera y tiernos por dentro.

Pero en general, es importante no cocinarlos demasiado tiempo para que no queden duros.

Trucos para ablandar calamares antes de freír

Si eres un amante del calamar, pero siempre te queda duro y gomoso al freírlo, ¡no te preocupes! Aquí te enseñaremos algunos trucos para que puedas disfrutar de un calamar tierno y sabroso.

1. Limpia bien los calamares: Antes de empezar a cocinarlos, asegúrate de limpiarlos bien. Retira la piel, las tripas y la pluma que tienen en su interior. Luego, lávalos con agua fría y sécalos con papel de cocina.

2. Utiliza una marinada: Una buena marinada puede hacer maravillas para ablandar el calamar. Puedes utilizar una mezcla de aceite de oliva, limón, ajo y perejil. Deja que los calamares se marinen durante al menos 30 minutos antes de freírlos.

3. Cocínalos a fuego alto: El secreto para un calamar tierno es cocinarlo a fuego alto y rápido. Si lo cocinas a fuego lento, se volverá duro y gomoso. Lo ideal es freírlos en una sartén bien caliente con aceite de oliva.

4. Añade bicarbonato de sodio: Si quieres ablandar aún más los calamares, puedes añadir una pizca de bicarbonato de sodio a la marinada. El bicarbonato de sodio ayuda a romper las fibras del calamar, lo que los hace más tiernos.

5. No los cocines demasiado: El tiempo de cocción es clave para que el calamar quede tierno. Si los cocinas demasiado, se volverán duros e insípidos. Lo ideal es freírlos durante un par de minutos por cada lado, hasta que estén dorados.

Con estos trucos, seguro que conseguirás unos calamares tiernos y sabrosos. ¡A disfrutar!

Recuerda: Si te ha sobrado calamar, no lo vuelvas a calentar en el microondas, ya que se volverá aún más duro. Lo mejor es comerlo frío en una ensalada o en un bocadillo.

¡Y ya está! Con estos consejos, vuestros calamares quedarán tiernos y deliciosos. ¡Gracias por leer y buen provecho!

Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir