top

Potaje de vigilia desconstruido

INGREDIENTES

– 4 tacos de bacalao
– AOVE
– Sal

Para el humus

– 1 huevo duro (yema)
– 400 gr. garbanzos cocidos
– 25 gr. de piñones pelados
– Pimentón dulce
– 1 yogur natural
– 1 limón
– Sal
– Pimienta negra molida
– AOVE

Para el pesto

– 200 gr. espinacas baby
– 1 huevo duro (clara)
– 100 gr. tostones de pan
– 50 gr. de piñones pelados
– Sal
– Pimienta negra molida
– AOVE

Left Parallax Background Element

Elaboración

Primero prepararemos el bacalao, que lo haremos al horno con un poco de aceite de oliva y metemos a 180ºC unos 10-12 minutos, mientras preparamos los demás ingredientes.

Ahora haremos el humus: en una batidora de vaso introducimos los garbanzos cocidos y escurridos, el yogur, el zumo de medio limón, los piñones tostados, la yema de huevo, el pimentón, el aceite de oliva y salpimentamos ligeramente. Le damos caña a la batidora y cuando esté todo homogéneo lo probamos y ajustamos de sabor según nuestra preferencia. Apartamos a un bol y reservamos.

Para hacer el pesto, cogemos el mortero, echamos un pellizco de sal y las espinacas, machacamos hasta conseguir una pasta, y seguimos añadiendo los tostones de pan, los piñones, la clara del huevo y salpimentamos. Seguimos dándole al mortero y añadimos un hilo de aceite de oliva hasta conseguir una pasta densa. Reservamos en otro bol.

Para servir, en un plato hondo colocamos una cantidad de humos en la base, colocamos un taco de bacalao encima y coronamos el plato con el pesto de espinacas. Terminamos con un hilo de aceite de oliva virgen extra y a comer.

Nuestro programa en youtube

LAS
ESPINACAS

La espinaca es un vegetal sorprendente, con gran cantidad de vitaminas, fibras y minerales, y lo mejor, con muy pocas calorías. Decir que los tallos son más ricos en fibras que las propias hojas. Su color verde intenso indica gran aporte de vitaminas del grupo A y B. Lo verde es color de “sano”.

Se cree que procede de la India, aunque hoy día se come por todo el mundo y aunque sea verdura de invierno podemos tenerla todo el año. Existen varios tipos: la rizada, la plana y la Baby, muy usada ésta ultima por ser más suave al tacto, más tierna y mejor sabor.

Preparación

Para seleccionarlas adecuadamente hay que seguir algunos consejos:
– Escoger las hojas verdes y brillantes, con tallos firmes y crujientes. Evitar las de color amarillento.
– Almacenar en bolsas de plástico con menor aire posible. No humedecer. Así aguanta hasta 5 días.
– Para consumirlas lo mejor es cocer las de mayor tamaño, 1 minuto, colar y enfriar en hielo.
– Las Baby se pueden (y deben) consumir en crudo, así conservan todas las propiedades.

Podemos decir que es un super alimento que debe formar parte de nuestra dieta habitual, consumir en crudo siempre que sea posible, o congeladas, que también es buena opción. Eso sí, evitar las que vengan enlatadas, pues su carencia de nutrientes es notable. Popeye ahí se equivocó.

Propiedades y beneficios

Posee muy pocas calorías y un alto nivel de proteínas lo que la hace una verdura especialmente interesante para niños en edad de crecimiento y deportistas. Si a esto se le une que contiene también alto nivel de minerales y vitaminas, podemos decir que sus propiedades antioxidante son más que evidentes.

CATEGORÍA