top

Espaguetis a la carbonara ligera

INGREDIENTES

– Medio manojo de albahaca fresca
– 200 gr de guisantes congelados
– 100 gr de espaguetis integrales
– 1 cda de almendras fileteadas crudas
– 2 cdas de parmesano rallado
– 1 yogur natural desnatado
– 2 lonchas de bacon
– 1 huevo grande
– 1 diente de ajo
– 1 limón
– AOVE
– Sal
– Pimienta negra
Left Parallax Background Element

Elaboración

En una olla hirviendo, escaldar los guisantes 30 segundos. Apartar y reservar. En otra sartén, tostar las almendras, apartar y reservar, en la misma sartén, tostar el bacon, apartar y reservar también.

En un robot de cocina triturar: el ajo, el parmesano (reservar un poco), albahaca, una pizca de sal y limón (ralladura). Ponemos a cocer la pasta. Aparte, en un bol, batir el huevo, el yogur, sal y pimienta (de forma generosa). Reservar.

Cuando la pasta esté hecha, añadirla a la cazuela anterior junto con la pasta de guisantes. Dar un par de vueltas y apartar para que se atempere la mezcla.

Momento en el que se añade nuestra carbonara especial (desleír con agua reservada si es necesario), un mover suavemente hasta conseguir una pasta sedosa. Servir con las almendras tostadas, el bacon crujiente y el resto del parmesano rallado.

Nuestro programa en youtube

LOS
GUISANTES

A medio camino entre las verduras y las legumbres, los guisantes son vegetales frescos que se pueden tomar crudos y contienen una elevada concentración de vitaminas, enzimas y antioxidantes, y parece que la historia de su consumo es milenaria. Según algunos estudios arqueológicos podrían tener más de diez mil años y sus orígenes se ubicarían entre India y Turquía.
Preparación

Ya en cocina, se pueden comer crudos, pero mejor cocerlos, aunque no mucho. Son fáciles de digerir y permite combinarlos tanto con otras legumbres, verduras, carnes o pescados (versátil), asimismo sirve para hacer cremas, pesto, o simplemente acompañarlos con un plato típico como los guisantes con jamón o en amarillo con pescado y patatas, típico de esta zona. Es un producto que nunca debe faltar en nuestra dieta habitual, sobre todo en primavera, que es su mejor época.

Propiedades y beneficios

Al ser una legumbre, contiene un índice de proteínas tres o cuatro veces superior al de las hortalizas frescas, pero estas son a su vez más ligeras y digestivas que las de las lentejas o los garbanzos secos. Esto sucede sobre todo en los guisantes frescos recién recolectados, porque con el tiempo, los azúcares solubles se van transformando en almidón. Es una de las razones por las que a menudo resultan más dulces y agradables al paladar los congelados que los frescos, si no están recién recogidos.

En cuanto a sus beneficios podemos decir que previene la anemia (alto contenido en hierro), recomendado para los diabéticos (por ser ricos en pectina, que favorece la absorción de la glucosa en sangre), y ayudan a controlar el colesterol (por su alto contenido en fibra soluble).